La energía y los metales tendrán “fuertes” incrementos en el 2017: Banco Mundial

“Fuertes incrementos” en los precios de los productos básicos industriales como la energía y los metales serán la tendencia durante el 2017 generando un severo impacto en los distintos sectores económicos, según lo alertó este martes el Banco Mundial.

 

La subida generalizada de los precios responde, según lo advierte organización en su informe sobre el ‘Panorama sobre los mercados de los productos básicos’, a la escasez de oferta y el fortalecimiento de la demanda principalmente en China y las economías avanzadas.

 

El organismo internacional mantiene su pronóstico para el año en lo que respecta al precio del crudo: US$55 el barril, lo que implica un aumento del 29 % con relación a 2016.

 

Lo invitamos a leer: La tributaria no fue suficiente para la calificación de Standard & Poor‘s

 

Al pronosticar el precio de la energía, se da por sentado que los miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y otros productores de crudo cumplirán parcialmente con un acuerdo para limitar la producción. Es preciso aclarar que este hecho se daría luego de un largo período de producción irrestricta.

 

Lea también: ¿Por qué incrementan las previsiones sobre el precio del petróleo en 2017?

 

Vale la pena recordar que el Banco Mundial prevé que el precio de la energía (el cual comprende el petróleo, el gas natural y el carbón) se incremente casi un 25% en su conjunto este año, un aumento mayor que el anticipado al finalizar el segundo trimestre de 2016.

 

En esta misma línea, el Banco Mundial ha elevado su pronóstico para el precio de los metales, al estimar ya no un aumento del 4 % como había anticipado en octubre pasado, sino del 11 %.

 

De otra parte, se espera que el precio de los metales preciosos disminuirá un 7 %, al tiempo que aumentarán las tasas de interés de referencia y se desacelerará la compra de reservas de valor.

 

El economista y autor principal de informe, John Baffes, manifestó que “los precios de la mayoría de los productos básicos parecen haber alcanzado su punto más bajo el año pasado y tenderán a aumentar en 2017”. Sin embargo, el experto de Banco Mundial aclaró que “los cambios de políticas podrían alterar este rumbo”.

 

También puede interesarle: El futuro de las exportaciones tras la gran crisis petrolera

 

Por otra parte, se espera que los precios de la agricultura en su conjunto aumenten menos de un 1 % en 2017.  Según las previsiones, el precio de los aceites, las semillas oleaginosas y las materias primas registrarán pequeños aumentos, en tanto que el de los cereales caerá casi un 3 % debido a la mejora en las perspectivas de la oferta.

 

En uno de los artículos destacados se muestra cómo las economías emergentes y en desarrollo exportadoras de productos básicos se han visto sumamente afectadas por la desaceleración de la inversión, que ha disminuido del 7,1 % en 2010 al 1,6 % en 2015.

 

“La falta de inversión, tanto pública como privada, obstaculiza diversas actividades en las economías en desarrollo y de mercados emergentes exportadoras de productos básicos”, manifestó el director del Grupo de Análisis de las Perspectivas de Desarrollo del Banco Mundial, Ayhan Kose.

 

El directivo fue más allá al afirmar que “la mayoría de estas economías cuenta con un espacio de políticas limitado para contrarrestar la desaceleración de la inversión”, por lo cual es necesario tomar cartas sobre el asunto.

 

Por ende, recomienda “adoptar medidas destinadas a propiciar un entorno más adecuado para los negocios, promover la diversificación económica y fortalecer la gestión institucional a fin de mejorar las perspectivas de crecimiento en el largo plazo”.

 

Internacional | 1/24/2017 4:48:00 AM
REVISTA DINERO

volver arriba
logos